#4 TiemposTercera Llamada

Carnita asada electoral | Columna de Jorge Saldaña

Tercera llamada

Jorge Saldaña

Para la carnita del 2018 hay hueso, carnita o chorizo. No hay más, y diciembre les gustó para decidirse. No me crea, Culto Público, pero mientras usted y yo estamos poniendo el nacimiento, preparando el ponche y afinando la garganta para los villancicos, los aspirantes y suplicantes a un puesto público el año que entra ya atizan el carbón esperando que sus aspiraciones… prendan.


Aprovechando la temporada más relajada del año, esa con sabor a esperanza y olor a mandarina, es la preferida políticamente hablando para que los políticos, o pretendientes a serlo, hagan las primeras y más importantes jugadas rumbo a la gran parrillada del primero de julio del año que viene.


Nada más para empezar, está el anuncio hecho ayer por José Luis Fernández, líder del PRD en el estado, respecto a la resolución de Ricardo Gallardo Cardona por contender por la diputación federal del segundo distrito, uno que tiene cabecera en Soledad de Graciano Sánchez, misma que gobernó entre 2012 y 2015.


El distrito por el que se destapó “Pollito” es uno de los más grandes y de más alta votación, lo que de primera mano ya lo hace muy importante, pero sobre todo estratégico para los resultados de la capital, Soledad y Villa de Reyes, (que no es poca cosa) y en el terreno de la política lleva además la representación del grupo Gallardista en uno de sus pilares.


Es decir que hay mucho más en juego en ese distrito que la curul por sí misma, y por lo tanto merece un análisis por separado que le prometo realizar, Culto Público, en entregas posteriores.


Por lo pronto, sigamos con los movimientos pre-carnita asada que se esperan para este fin de semana y  siguientes días, pues de ellos depende para muchos el si se hace, o no se hace.


Para la siguiente semana por ejemplo, y a un día de saludar a la Virgencita de Guadalupe, el Consejo Estatal Electoral tendrá que dar a conocer cuántos de los 50 aspirantes a candidatos independientes podrán seguir en su ruta de alcanzar la boleta.


Hasta ahí la cosa va tranquila, se espera que la lista original se reduzca de forma poco drástica, pues en realidad los requisitos por cumplir para aspirar no fueron más allá de documentos oficiales y cartas bajo protesta de decir verdad que sus derechos políticos estuvieran a salvo y desligados por el tiempo prudente de los partidos.


El verdadero tamiz para los “indi” vendrá a partir de 29 de diciembre y hasta el 6 de febrero, lapso en que podrán empezar a recabar las firmas que requieran dependiendo si van por una alcaldía o por una diputación local, ahí si se verá de qué cuero salen más correas. Hay que decir por cierto que ya hay un indi adelantado, que está pidiendo firmas desde ahora y con ello se está jugando su participación.


En las mismas fechas, sabremos si Xavier Nava se decide a juntar las firmas para alcanzar a convertirse en candidato sin partido, o se la lleva “cachetona” y espera a que el PAN, o más bien dicho, la fracción del PAN que le apoya, tiene suficientes fichas para asegurarle la candidatura, cosa que no es fácil adivinar porque nuevamente (ya ni es noticia) el círculo azul y los demás se encuentran como en rebatinga de calzones rojos en centro comercial el 31 de diciembre.


Hay que acotar que Xavier tiene varias opciones: la de renunciar a la candidatura ciudadana, lo que le restaría credibilidad. No juntar los votos, lo que le restaría competitividad, o la de anunciar ya (pero antes de que termine el año) que participará en las campañas internas de Acción Nacional que se desarrollarán a partir del 3 de enero, lo que lo enfrentaría a una dura prueba en contra del grupo contrario al que lo apoya y que, aunque no lo parezca, es muy fuerte, sobre todo considerando que Xavier no conoce los códigos blanquiazules ni a sus bases, lo que lo podría dejar como el perro de las dos tortas cuando el círculo le gane en precampaña.


La que es lista y de cualquier forma saldrá ganando de la zacapela es Sonia Mendoza, que auténticamente quiere ser la candidata azul a la alcaldía, pero al mismo tiempo sabe que poniéndose en el camino, será con ella y su grupo con la que se tendrá que negociar si es que quieren el resto de la cúpula panista imponer al nieto de Salvador Nava Martínez.


Como ya lo expliqué, finalmente Sonia podría ganarle con facilidad a Nava en una interna, y si lo deja pasar no será de a gratis y el círculo se hará de varias candidaturas, incluida claro la está la de una diputación federal para ella.


En cuanto a la zona metropolitana, antes de que comamos las doce uvas, sabremos si tanto el alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Juárez, como el de Soledad, Gilberto Hernández Villafuerte, se deciden a pedir licencia para poder ir a realizar una campaña interna para ambos reelegirse, decisión que les permitiría descansar del ajetreo y con toda la tranquilidad acudir a visitar a la estructura que formaron desde hace años.


Los tiempos simplemente se los permiten y, aún cuando no tengan rival, la Ley les permitirá ir a reafirmar sus liderazgos para confirmarse como los aspirantes a la reelección de sus respectivos municipios.


En el PRI ocurrirá algo parecido, aprovecharán el tiempo de las precampañas, por lo tanto será en los próximos días en que conozcamos al sacrificado… ups perdón, quise decir al precandidato o precandidata.


De mi amiga Sara Rocha para abajo, podría haber varios nombres de institucionales dispuestos a ir a la muerte electoral, pero con el orgullo en el corazón de haber cumplido la encomienda: abrir camino al candidato “tapado” de cuyo nombre empieza con X y su apellido termina con Nava, sin importar por dónde juegue.


De la que se salvó el excomisario, Enrique Galindo Ceballos, que aunque el gobernador Carreras lo candidateó hasta el cansancio por la capital, los acuerdos de Osorio le alcanzaron para asegurarle candidatura al Senado.


Caray, de nuevo se me acabó el espacio y eso que todavía no menciono al problema geográfico y temporal de Alejandro Lozano, Boris, de las aspiraciones de don Marcelo y Marco Gama, de Josefina y Xitlálic, del margen de negociación de Ugalde por dejar pasar a Galindo, del apoyo necesario de mi amigo Pablo Valladares para decidir la fórmula del Senado a través de Ceci González Gordoa  ni de las posiciones a manotear para un lado y el otro entre Juan Pablo Escobar, Héctor Mendizabal, Xavier Azuara, Rubén Guajardo, Octavio Pedroza y Marcela Zapata.


A todos ellos les une la pregunta: ¿Se va hacer o no se va hacer? Y por lo pronto, se preparan echar toda la carne al asador.


En la próxima entrega estaremos revisando cada caso junto al análisis de la candidatura del Pollito, entrega por cierto que será la última del año, pues me retiraré unos días para disfrutar del Adviento.


BEMOLES.

Tremenda lección le dio a la Auditoría Superior del Estado el exregidor Marco Zavala. Les ganó de todas todas los señalamientos y observaciones que en su contra se fincaron, generando un antecedente de estupidez por parte de la Auditoría y uno de un triunfo jurídico histórico por parte del regidor al que le señalaron en su momento responsabilidades de las que demostró absoluta inocencia. Entre tanto, mientras el proceso se desahogaba, el regidor tuvo un daño patrimonial significativo que ahora tendrá que resarcir no solo la institución, sino el extitular de la misma, José de Jesús Martínez Loredo.

 

También lee: Meade y Carreras | Columna de Jorge Saldaña

Nota Anterior

Dos hermanos fueron detenidos en Soledad; amenazaron y golpearon a mujeres

Siguiente Nota

Taxistas Libres se manifiestan en Zona Centro; darán banderazo a autos sin logotipo