#4 TiemposColumna de Sebastián EscorzaDeportes

Candil de la calle, oscuridad de tu casa | Columna de Sebastián Escorza

En Cancha Rival

 

El Atlético de San Luis dio un golpe de autoridad en la liguilla del Ascenso MX tras derrotar 3-1 a Cimarrones de Sonora a domicilio; un 2-1 era un marcador riesgoso para los potosinos y más con las nuevas disposiciones que ya no toman en cuenta el gol de visitante para avanzar a la siguiente ronda.

Ahora los pupilos de Alfonso Sosa se medirán ante los potros de hierro del Atlante, un histórico del futbol mexicano que, pese a su jerarquía, la Federación Mexicana de Futbol determinó que no tiene derecho a ascender a la Liga MX; de hecho, es el único equipo en semifinales que no podría estar en Primera División.

Dicho esto, la verdad es que el Atlético de San Luis se caracterizó durante esta temporada por brillar como un equipo visitante y ser una sombra en su propio estadio; “candil de la calle, oscuridad de tu casa”, diría aquel viejo refrán.

Sin duda, el conjunto potosino tuvo actuaciones notables en canchas ajenas. Basta y sobra con recordar los tres puntos que se llevó de la casa del Tampico Madero, con todo y que “la jaiba brava” terminara en los últimos puestos de la tabla; nunca es fácil jugar de visita.

Por el contrario, el Atlético sufrió en sus presentaciones en el Estadio Alfonso Lastras, y aunque solo perdieron como locales ante Potros de la UAEM, a los potosinos les costó trabajo encontrar el gol en su casa y con su gente, aunque la falta de contundencia para anotar ha sido el principal problema del equipo durante el torneo.

Con todo y que Nicolás Ibáñez se convirtió en el goleador del Ascenso MX, lo cierto es que el Atlético de San Luis no puede permitirse fallar en esta fase del torneo, pues su posición en la tabla es un aspecto que juega en su contra, y aprovechando esa situación, el Atlante podría intentar jugar al empate para colarse a la gran final.

Pese a todo, se agradece que el Atlético de San Luis esté de vuelta en la liguilla del Ascenso luchando por un cupo para subir a Primera División, lugar que, dicho sea de paso, perdió de forma injusta: sobre la mesa. Los potosinos merecen un equipo en el máximo circuito del futbol mexicano, y esta es una oportunidad que no se debe desaprovechar.

También lea: 2 estrellas que ya no están con nosotros | Columna de Sebastián Escorza

 

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 21 de noviembre en SLP

Siguiente Nota

Vidas angustiadas | Columna de Juan Jesús Priego