#4 TiemposSan Luis en su historia

Camino a Cerro de San Pedro | Columna de Ricardo García López

San Luis en su historia

En esta ocasión presento a los lectores un documento incompleto, pero que considero muy importante, puesto que se trata del primer contrato de trabajo que se celebró en San Luis Potosí para la construcción del camino que debía comunicar a Cerro de San Pedro con la capital y otros puntos intermedios donde existían las haciendas de beneficio, en las que se procesaba el producto de las minas para separar los metales entre sí, principalmente el oro de la plata y de otros que iban apareciendo conforme avanzaba la explotación, y también para desechar la tierra que estaba adherida a todos ellos.

A fin de que se comprenda bien la lectura de este documento, es necesario recordar que don Juan de Oñate, el 27 de agosto de 1592, fue nombrado, por el Virrey Luis de Velasco, primer Alcalde Mayor del Pueblo y Minas de San Luis Potosí de la Nueva España, es decir que era la primera y mayor autoridad  en el pueblo, por esta razón es él quien firma el contrato a nombre y en representación del Cabildo. Oñate juntamente con el capitán Miguel Caldera, Fray Diego de la Magdalena y otros más se consideran los fundadores de nuestro pueblo (ahora ciudad). Oñate y Caldera y la mayoría eran originarios de la ciudad de Zacatecas. También debemos recordar que un quintal equivale a 46.040 kilogramos, y que una almadaneta es lo mismo que almádana, maza o mazo, marra o marro, o lisa y llanamente un  martillo de tamaño mayor a los usuales y se utilizaba, en el caso que nos ocupa, para romper las piedras.        

Este documento está custodiado por nuestro Archivo Histórico del Estado en el Fondo que se denomina Alcaldía Mayor de San Luis Potosí y su clasificación: 1594 -1595 aunque creemos que lo más probable es que corresponda al año de 1592 porque se menciona a don Juan de Oñate como Alcalde Mayor.

Al margen dice: Fecha y dada para Cristóbal Sánchez. Actualmente diríamos: copia (hecha o elaborada) y entregada a Cristóbal Sánchez, o simplemente: copia para Cristóbal Sánchez. El texto es el siguiente:

Sepan cuantos esta carta de obligación vieren, como yo Cristóbal Sánchez estante al presente en este pueblo de San Luis Minas del Potosí de la Nueva España, otorgo que me obligo y soy concertado con don Juan de Oñate, Alcalde Mayor que es en este dicho pueblo y Cristóbal Gómez de Rojas y Juan de Valle diputados en él, de hacer y abrir un camino para que desde este dicho pueblo puedan ir y venir, entrar y salir cuadrillas de carretas cargadas cada una con cuarenta quintales de metal al Cerro y Minas del Potosí de este descubrimiento hasta la parte y lugar donde tienen los ranchos y casas de su cuadrilla el Capitán Miguel Caldera, para lo cual me han de dar los susodichos Alcalde Mayor y Diputados, veinte indios, diez barras, diez azadones, diez  hachas, una mula aparejada con dos barriles para acarrear agua y una almadaneta;  todo lo cual me han de dar y entregar desde veinticinco días de este presente mes y año de la fecha de esta escritura hasta quince días del mes de enero del año venidero de mil e quinientos y noventa y cuatro años. Todo el  dicho tiempo sucesivamente sin que falte de se me dar la dicha gente y dándome y entregándome todo lo que pido por el tiempo que va declarado al cabo de él me obligo según dicho es de dar abierto el dicho camino como va declarado hasta la parte y lugar de suso referidas para que según dicho es puedan por él entrar y salir carretas cargada cada una con cuarenta quintales de metal  

Desafortunadamente este documento pudo reconstruirse parcialmente porque el resto de él quedó totalmente destruido, pero es suficiente para suponer que la construcción de dicho camino empezó durante el mes de noviembre de 1592 y se terminó el día 15 de enero de 1594, es decir, los trabajos duraron un año, un mes y 15 días.    

También recomendamos: San Juan Crisóstomo y su concepto de la amistad. Parte I | Columna de Ricardo García López

Nota Anterior

¿Qué es un premio Nobel? | Columna de Pablo Alonso

Siguiente Nota

Queremos la verdad sobre Daniel Esqueda