DestacadasMéxico

Cámara de Diputados aprobó reformas para crear la Guardia Nacional

Con 362 votos a favor, los diputados del Congreso de la Unión aprobaron, en lo general, la creación de la Guardia Nacional

Por: Redacción

Con 362 votos a favor, 119 en contra y cuatro abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general, la reforma constitucional que crea la nueva Guardia Nacional.

En acuerdo con el PRI y el PVEM, la mayoría parlamentaria de Morena y sus aliados del PT y PES consensuaron los cambios al dictamen avalado en comisiones.

El documento propone un mando “mixto” o “combinado” entre civiles y militares del nuevo cuerpo policial, propuesto por el presidente López Obrador, para combatir la inseguridad y la violencia en el país.

Las modificaciones centrales establecen que la Guardia Nacional dependerá de la Secretaría de Seguridad, que será la encargada de diseñar las políticas y programas, y la Sedena y la Marina las implementarán.

Para ello se establece un mando “mixto” o “combinado”, para lo que se plantea que “La ley determinará la estructura orgánica de la Guardia Nacional, adscrita a la secretaría del ramo de seguridad y tendrá una Junta de Jefes de Estado Mayor, compuesta por integrantes de las dependencias de los ramos de Seguridad, Defensa Nacional y Marina”.

Propone “amalgamar un carácter civil de una Guardia Nacional como institucional policial con funciones de seguridad pública, bajo programación y dirección civil, con un esquema de organización interna que responda a los rasgos más sobresalientes del régimen castrense”.

Para el consenso con el PRI, Morena planteó una “adenda” de modificaciones que contempla seis puntos centrales:

  • Se establece una Dirección Central de carácter civil.
  • Se dejan intocadas las competencias federal, de los estados y de los municipios en materia de seguridad pública.
  • Se fortalecen los mecanismos de colaboración entre los tres niveles de gobierno.
  • Crear una ruta para el fortalecimiento de los cuerpos policiacos.
  • Se crea una Guardia con formación y capacitación de policías para el uso de la fuerza, en derechos humanos y en materia de género.
  • Se crean mecanismos de control político y jurisdiccional para la evaluación de su desempeño, a través del Senado de la República.

Con una asistencia récord de 485 legisladores, el dictamen dio el primer paso, y los legisladores se disponen a debatir esta tarde-noche más de un centenar de «reservas», o propuestas de modificación, principalmente del PAN, PRD y MC.

Por otra parte, el portal Animal Político detalló que se mantiene en el dictamen el fuero militar para los casos en los que los integrantes de la Guardia cometan faltas a la disciplina militar, así como la atribución de la Defensa de reclutar, formar, capacitar y en general manejar a este cuerpo.

A petición de diputados del PRI se agregaron dos temas. Por un lado en la propuesta de reforma al artículo 21 constitucional (donde se explica que es la Guardia Nacional y sus funciones) se añade la frase “así como colaboración en estos objetivos con las entidades federativas”.

Lo anterior con el objetivo de que se plasme la obligación de la nueva fuerza con las entidades y no actúe por su cuenta.

Y también, a petición de los priistas, en el nuevo paquete de artículos transitorios se añade el 4to que señala: “El Sistema Nacional de Seguridad Pública implementará un esquema de fortalecimiento del estado de fuerza y las capacidades institucionales de las instituciones policiales, bajo objetivos cuyos resultados sean verificable”.

Quienes están en desacuerdo con la propuesta son las organizaciones ciudadanos agrupadas en el colectivo “Seguridad Sin Guerra”, diversos expertos y legisladores de algunos partidos de oposición, quienes advierten que el mando operativo de la nueva fuerza en realidad no será civil y que los cambios propuestos no son suficientes para impedir la militarización de la seguridad pública en México.

“Aunque tiene mejor técnica legislativa, y es una redacción más limpia, (el dictamen) sigue siendo la propuesta original de militarizar por la vía constitucional la seguridad pública, el mando civil es simbólico, y no se atendieron demandas de especialistas, ni resoluciones de la CoIDH, ni convenciones internacionales ni atendieron las evidencias que señalan que no es la vía para resolver el problema de la inseguridad. La violencia no puede combatirse con más violencia”, dijo en entrevista la diputada Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano.

Con información de: El Financiero y Animal Político

Diputado solicita juicio politico vs Jaime Pineda en el Congreso de SLP

Nota Anterior

Abasto de gasolina se normalizará en Soledad, piden no caer en pánico

Siguiente Nota

Benavente celebra amonestación pública a Edgardo Hernández por misógino