#4 TiemposDesafinando

¡Cállense! El Peje lo ve tooodo | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando


El error de ser Aurelio Nuño


Tanta imprudencia da miedo. Eso sí da miedo, no como los zombis republicanos, demócratas, salvadores de este México que aún no acaba de despertar de la pesadilla de más de 25 años de neoliberalismo, también mesiánico, que nos dijo que todos estaríamos bien con el Tratado de Libre Comercio, con los norteamericanos y canadienses. También norteamericanos, saldríamos de pobres, que desmantelando la industria nacional, el país sería tan rico que la igualdad, o más bien la brecha entre ricos y pobres, sería más corta y menos profunda.

Los acontecimientos electorales nos dan escalofríos. Por un lado el campeón de los mítines; AMLO, que hace seis mítines diarios, 600 kilómetros al día recorridos, cinco comidas, tres cenas y quién sabe cuántos desayunos, me pregunto, ¿a qué hora tiene tiempo para ya saben qué?

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, técnicamente inviable, irremediablemente necesario, inescrutablemente sospechoso. Innegable que es una obra de miles de millones de dólares, “no pesillos pinchurrientos”. Es urgente construir un nuevo aeropuerto, sin embargo, la postura del PejeCessna o LordCessna es que quiere parar la obra. La razón no la tiene del todo. Donde sí entra duda, es en el avance de la construcción dado que se encuentra muy por debajo de lo programado y lleva gastado 163 mil millones de pesos y para concluirla se requerirán 240 mil millones de pesos.

La obra tiene adjudicaciones directas y según la ASF faltan 1000 millones, ahí la molestia de Andrés Manuel López Obrador. Insisto, nos hubiera caído mejor un tren rápido de la frontera a Chiapas, genera empleo, movilidad de mercancías, de personas y descongestión carreteras, además, concesionado a los chinos. Dato adicional: 75% de la población mexicana nunca ha viajado en avión.

Desesperante es para los priistas (para los de a pie, a la cúpula le vale un cacahuate) si la campaña de Pepe Meade se desploma, lo que a ellos le importa es cuántos candidatos a diputados federales y senadores se quedaran en la batalla electoral. Entre más candidatos pierdan, los señores cupulares tendrán mayor oportunidad de alcanzar una curul plurinominal, ¿o me equivoco?

No se han cansado de pegarle al Peje, con cañonazos televisivos, a periodicazos, resorterazos propagandísticos, y nada, el tabasqueño como el monstruo come galletas, cuando mayor es la andanada en su contra, más engorda sus filas. ¿Por qué? Mi punto de vista muy particular; el modelo económico está caduco, el sistema político ya no funciona, la protección social está en la calle, 53 millones de pobres avalan la teoría. El Sr. López ha canalizado el descontento hacia los más pobres, permeando la clase media, hasta los empresarios de altos vuelos le alzan la mano…” También tú, estudiante querido, ¿me has traicionado (Anaya)?”.

La política en sí, es buscar el bienestar de la sociedad, es hacer el bien, ser moderado, actuar con honradez, utilizar el sentido común apoyado en técnicos y no al revés, tener la capacidad de escuchar, corregir el rumbo si te equivocas, ver por los más necesitados, apoyar la iniciativa privada en todas su modalidades, es ella quien promueve el mercado y genera riqueza, dejar los compadrazgos para asuntos particulares y no para rellenar los cargos públicos para enriquecerse de oro y plata. Meade tiene muchos de estos atributos pero mal aconsejado.

Antes del 2015 escribía y hacía mención de la necesidad de retirar a tiempo del cargo a los gobernadores de Veracruz, Chihuahua, Colima, Nuevo León antes de las elecciones, pues era inminente que si se quedaban, la derrota priista sería contundente. Estos señores hicieron de sus estados un nido de corruptos, se desató la violencia como nunca, ¿y que paso?, una debacle electoral, la falta de decisiones a tiempo llevaron al Revolucionario Institucional  al momento que está. Muchas voces sensatas reclaman cambio de rumbo en la estrategia de campaña, aquí hay un responsable Aurelio Nuño, y tiene que irse por el bien del priismo.

Meade debe establecer una norma de “conducta de candidato” y es la propuesta concreta, como abatir la pobreza, ¿estaría dispuesto a cambiar el modelo económico? Margarita Ortega, lo reclamaba y la refundieron en una lancha en algún lugar de Río Lagartos en Yucatán; ¿Cómo Meade establecería la nueva forma de estrategia contra la delincuencia? el solo “confía en mí” no basta.

El campo, el eje donde realmente nos podemos hacer ricos, el mundo requiere alimentos y nosotros nos empeñamos en llevar campesinos a las fábricas, en fin, clarificar el deseo y cómo ve un México próspero y no “ chingón” que es un palabrita muy mexicana, pero donde a lo bueno y malo lo llamamos “chingón”, “el  secretario es chingón un poco corrupto pero chingón”, el alumno aplicado en calificaciones altas es chingón”, “el jefe es chingón, se robó millones y no lo agarraron, qué chingón” y así el presidente Enrique Peña Nieto tiene la más baja aceptación de su mandato, solo el 22% de la población lo respalda y Pepe Meade es el espejo del presidente, ¡qué chingón! ¿No?

También recomendamos: Los justicieros | Columna de Óscar Esquivel

Nota Anterior

World Rock 2018 (IV) | Columna de Arturo Mena "Nefrox"

Siguiente Nota

Tomás Yarrington fue extraditado de Italia a Estados Unidos