#4 TiemposColumna de Óscar Esquivel

Caín, culpable | Columna de Óscar Esquivel

A imagen y semejanza…el mal creado.

Me gusta hablar o escribir sobre mi país, sobre su gente que es la más importante, sobre sus riquezas naturales, sus tradiciones llenas de color y fervor, sobre la gastronomía, la industria, la pujanza que es nuestra y que algunos se cuelgan sendos escapularios para sentirse los salvadores de México. Somos una tierra de Dios y no ese Dios a quien nos encomendamos cada mañana o a quien le rogamos perdón, si no aquel que hizo posible esta maravilla de tierra buena.

Y como en todo, en el mismo paraíso, Adán y Eva envolvieron sus mentes para perturbar la paz donde se vivía y fueron errantes sobre la faz de la tierra. Expulsados por el Señor, marcados de por vida para ser condenados,  transcurriendo sus años entre la perdición, la avaricia y todo pecado que ellos mimos labraron.

Como en la novela de Caín de José Saramago, Dios le da al bueno de Abel todas las virtudes, mientras a Caín todas las maldades y nace lo bueno y lo malo de esta tierra.

Caín atraviesa el mundo entre castillos y guerras, prostitutas y enfermedades, Dios fue justo o solo lo creo a su imagen y semejanza, Dios bueno o malvado… “el cristiano es ateo en cuanto que niega a los falsos dioses”.

La polémica entre Caín y el creador:

Dios: ¿Qué has hecho con tu hermano? preguntó el creador

Caín responde: ¿Soy yo acaso el guardaespaldas de mi hermano?,

 Dios: Lo has matado. Así es, acepta la culpa.

Caín deja de ser el interrogado y pasa a ser el interrogador. Dios se defiende, pero Caín persiste en el juicio; un juicio inclemente en el que, al final de la historia, nadie salva al Creador.

Caín: Lo he matado -reconoce- “pero el primer culpable eres tú”,

Dios, se defiende diciendo: Quise ponerte a prueba.

Caín: ¿Y quién eres para poner a prueba lo que tú mismo has creado?

Referente para lo que nos sucede ahora, en un sistema político y económico caduco inoperante y al servicio de los grandes capitales, en todas estas décadas, hemos y han creado un monstruo imparable de desigualdad, pobreza, violencia y desolación.

En 2016 la pobreza alcanzo a 54.4 millones de personas y hoy disminuye a 1.9 millones de personas, son muchos, muchísimos en desigualdad. Medir sirve no para solo ser números. Si realmente se quisiera erradicar la pobreza se eliminarían las políticas asistencialistas, las despensas, techos de lámina, pisos de concreto, aportaciones en efectivo a adultos mayores…pero no se hace casi nada en el eficiente reparto de la riqueza nacional, ni en la planeación económica regional efectiva para que se generen empleos bien remunerados que cubran las necesidades básicas de las familias.

El estado ha errado en las políticas económicas. Al no fortalecer el mercado interno, este se ha debilitado, se le apuesta a las exportaciones y lo único que se ha generado es una herida que no cierra, una herida más grande entre ricos y pobres, 4 familias genera el 9% del PIB, ¿cuantos millones reciben apenas un salario mínimo?

Hoy en nuestro estado, aparece Caín, a quien culpamos de los males que nos aquejan,    ¿será así? En primer término la violencia criminal imparable, todos los días hay personas ejecutadas o jóvenes acribillados. Pareciera que lo vemos de lejos y está en nuestras propias calles…francamente no se puede andar como Frank Sinatra cantando sobre la lluvia.

El generador de violencia: la pobreza y la desigualdad aunada a la impunidad y corrupción de los servidores encargados de hacer justicia. “Las decisiones tardías, solo preparan al enemigo para el ataque”, debe haber un cambio en la estrategia de seguridad, pero esta solución no llega o se titubea.

La violencia de género, una saña de Caín, un descuido o la falta de regulación de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes estatal para el transporte de personal, donde una chica fue ultrajada, ¿Quién? ¿Quiénes tienen la culpa? ¿Los dioses que todo lo saben o la descomposición social provocada por la esquizofrenia colectiva? …una respuesta que podría ser…titubeante.

Y continuando escribiendo de justicia, ya venció el tiempo (de 30 días) que le otorgó el Congreso del Estado al gobernador para presentar la terna de abogados que podrían ocupar la Fiscalía General. El ejercicio vía redes sociales, vista por más de 10,500 personas, con la participaron, votando o comentado, de 1054 interesados en el tema…se encuentra: un alista de prominentes abogados para ocupar el cargo y dudas en el aire que podrían causar “problemitas” ¿se estará esperando a presentar la terna en espera de los resultados de opinión pública que se obtenga de imponer a un fiscal general de la nación? Pareciera que de esta manera se esperaría a las reacciones locales para imponer al fiscal del estado.

La visión del estado se ha perdido, los cortos de miras han creado a los caínes modernos.

La indecisión, los titubeos inseguros e indeterminados, estoy decidido a no decidirme, o lo que es igual, desafinar es la inseguridad de pronto para afinar la orquesta que llevo a cuestas.

OSCAR ESQUIVEL

Abolir el limbo | Columna de Óscar Esquivel

Nota Anterior

#Tuitazos | Malala viene a México y a Peña le toca la lluvia de memes

Siguiente Nota

Tren parte por la mitad a un hombre en Arbolitos