#4 TiemposColumna de Adrián Cossío

Biotecnología: La vida humana hacia el futuro | Columna de Adrián Cossío

Ciénciate

Una disciplina a la cual falta mucho por descubrir

La palabra biotecnología, es relativamente nueva que día tras día ha tomado un nuevo espacio en nuestro léxico. Cada vez se escucha con más frecuencia en diferentes campos de aplicaciones, investigaciones y experimentos sobre temas que involucran nuestro vivir diario. Tal vez, al mencionar biotecnología, se piense en Robocop, o en Terminator cuando perseguía a Sarah Connor, en el virus desarrollado por Umbrella para convertir a la mayoría de la población en zombie, en las nuevas formas de concepción de vida humana “in vitro”, o simplemente algunos lo relacionan con los nuevos productos light o “bajos en grasas”, etc. Todos estos conceptos (algunos de fantasía y otros verídicos) forman parte de diferentes ramas y disciplinas que involucra la biotecnología teórica y aplicada.

Si bien esta disciplina de la tecnociencia aplicada está emergiendo a pasos acelerados y está acaparando en todo el mundo la mayoría de inversiones en proyectos de investigación y mejora de la calidad humana, se debe de conocer a fondo su definición.

¿Qué es la biotecnología? Debido a que es un significado compuesto e involucra muchas definiciones en sí por la naturaleza de sus palabras que la conforman, científicos de todo el mundo han llegado a un acuerdo en su definición.  La biotecnología es la utilización de organismos vivos o parte de estos organismos para obtener, o modificar productos, mejorar plantas o animales y desarrollar microorganismos para objetivos específicos con la finalidad de preservar y mejorar la vida humana. Aunque suena un poco compleja la definición, el objetivo, como antes mencionado, es utilizar de manera correcta, administrada y ética plantas, animales y microorganismos para mejorar el entorno en donde vivimos y así mejorar la vida humana. Si esta es la finalidad de la ciencia y la tecnología (mejorar la calidad humana), la biotecnología es una de las herramientas básicas para lograr éste objetivo.

Esta definición, algo compleja, involucra conceptos de ramas de las ciencias y la tecnología tradicionales y modernos: ingeniería química, genética molecular, procesos ambientales, procesos biológicos, anatomía, bioquímica, microbiología, inmunología, biología molecular, biología celular, automatización, robótica, sistemas embebidos, y ciencias exactas numéricas como las matemáticas aplicadas y la física.

Aunque es cierto que simplemente la palabra es la unión de otras dos muy importantes en las ciencias, “biología” y “tecnología”, el concepto y el fondo en sí de la palabra es muy completo y respaldado por las ciencias mencionadas anteriores.  Si bien el humano hace tecnología biológica en los últimos años, este tipo de experimentos con la naturaleza y lo que rodea al humano no es nuevo. Desde los orígenes de la humanidad, ha jugado un papel crucial en el descubrimiento de especies tanto de plantas , animales y microorganismos, y además las ha sabido utilizar para su conveniencia. Tanto para la agricultura y la ganadería, para la mejora de razas con un propósito en específico, la herbolaría antigua para hacer remedios contra enfermedades, como para el misticismo del origen de la vida y la concepción humana, etc.

Para que la experimentación aplicada de la vida tuviera un crecimiento fundamental y se pudiera ver el estudio de la naturaleza orgánica como la base de la vida científica moderna, pasaron 2 sucesos extremadamente importantes:

  • La identificación de las levaduras y sus mecanismos básicos de la acción de las mismas por Louis Pasteur (1857).
  • El establecimiento de las primeras leyes genéticas por Gregor Mendel (1865).

Pero el suceso para la consolidación actual de la biotecnología (la manera como la conocemos hoy en día), fue el descubrimiento del ADN y la réplica de la estructura genética por medio de los científicos Watson y Crick, y que gracias a sus estudios sobre el ADN formaron bases profundas para investigaciones de gran impacto a la mejora de la vida humana en esta era.

Pero, ¿cuáles son las áreas más comunes de la biotecnología? Una de las más importantes, es en el área de la salud. La biotecnología está presente desde sistemas simples de producción de medicamentos, hasta sistemas complejos de prevención, protección y tratamiento de enfermedades específicas, complejas y mortales. Otra área importante, son los alimentos. En esta área se utilizan procesos y técnicas que utilizan sustancias y organismos vivos para modificar o producir cualquier alimento para fines específicos, mejorar los seres vivos de donde proviene ese alimento o desarrollar métodos alternos para la obtención de alimentos y así reemplazar óptimamente alimentos de menos provecho para el cuerpo. En el área de agricultura, la biotecnología dice presente en sistemas automatizados para generar más cultivos, sistemas de enriquecimiento de la tierra y fertilización de la misma, ingeniería genética para supervivencia y adaptación de nuevas plantas a diferentes estímulos, etc.

Hay muchas más áreas de la vida diaria en las que la biotecnología interviene. Si bien la proyección hacia el futuro de esta rama de la ciencia es imparable, hay muchas cosas que al ser humano le faltan para convertirse en un maestro dominador del medio ambiente. Y esto es la optimización de recursos para crear un mejor mañana. Si bien este tipo de ciencias ha permitido realizar algunos estudios dañinos y maliciosos que la humanidad debe olvidar, hay que tener en mente que, con la ayuda de esta nueva ciencia, se puede llevar a cabo un nuevo modelo de vida futurista, una vida del mañana.

También recomendamos: ¿Qué son la ciencia y la tecnología? | Columna de Adrián Cossío

Nota Anterior

Cuando trabajé para Festivales de Jazz en México | Columna de Dalia García

Siguiente Nota

#PorFin | Suplen a Jorge Luis Díaz, Vera y Belmárez... mientras hacen campaña