#4 TiemposColumna de Óscar Esquivel

Arrebatos, coherencias, incoherencias y Elba | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

AMLO: el sosiego de la idiosincrasia

Un paseo por las nubes en un papalote gigante, pasando sobre las cúspides de las montañas o rozando los trigos del valle más hermoso, entablar un dialogo interior de esos que hagan sentir que realmente estas vivo, palmar el viento que se rompe entre tus dedos ocasionando un silbido casi imperceptible, refrescar el rostro de aire matinal, bajar entre las praderas o a lo ancho de un río de agua cristalina para salpicar el cuerpo de líquido casi mágico que hace cura la angustia más ruda.

Después, caminar entre la tierra y los pastizales, cruzar las selvas boscosas y húmedas, llegas al éxtasis de la tranquilidad emocional, donde tus sentimientos todos, te hacen partícipe – estás bien, estás en paz- podrás haber equivocado tus pasos, habrás dudado de conducta, podrás sentir mancha, pero después del viaje mítico realizado, sabrás que hiciste lo correcto; la congruencia es la mejor carta de presentación que tienen los hombres de bien actuar.

En alguna frase del libro Caín de José Saramago: “Los hombres no cambian, ya nacieron así”. La herencia provocó su conducta actual y con el paso del tiempo fueron aprendiendo a ser sutiles, hoy viven su comportamiento ambiguo, algunos eligieron el camino fácil de ser el común denominador, otros escogieron ser diferentes y entablar un cambio en su propio “Yo”.

Ahora tenemos un presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con una idea clara llevada a cabo en la practicidad política, porque si realizamos una valoración del  comportamiento de la idiosincrasia de AMLO, sería él, como lo definen algunos autores, de ideas, actitudes, costumbres, creencias que definen a una persona, tanto su carácter como su comportamiento. Son, a fin de cuentas, la constitución o el rostro de las personas, con el molde ADN legado y afianzado, donde se actúa y piensa de forma determinada, para posteriormente tomar decisiones y que generalmente, hacer cambiar a una persona es una tarea imposible.

En un análisis de Héctor Tajonar describe y menciona a José Ortega y Gasset que expone: “mientras las ideas las pensamos, somos de creencias. Del mismo modo, somos la idiosincrasia… Las ideas son resultado de la reflexión y por ende pueden variar; en cambio la idiosincrasia, al igual que las creencias –morales, religiosas o políticas–, generalmente son incuestionables e inamovibles”.

Tajonar termina en su análisis escribiendo: “Andrés Manuel López Obrador será el próximo presidente de México, pero es casi imposible que cambie su idiosincrasia. Hay defectos, como la intolerancia, capaces de anular todas las cualidades que pudiera tener cualquier gobernante. Por ello, sería lamentable que el dueño de Morena venciera a sus adversarios en las urnas sin antes haberse vencido a sí mismo”. (Revista Proceso) ¿Ya se habrá vencido a sí mismo?

Se revelan varias certidumbres nos guste o no, por estrategia política o por ocurrencia que no creo, una de ellas es la falta de firmeza: hoy ambigüedades prometidas en campaña. El Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, donde a mi parecer lo tenía muy medido, con la oportunidad electoral donde el 73% de la población nunca ha viajado en avión y al mencionarlo en campaña le redituó votos. La cosa es distinta, realizó un estudio técnico y financiero propio, lo compartirá con ingenieros expertos privados, entre ellos Slim, y después la liberación, casi seguro vendrá la inversión gubernamental para continuar las obras del aeropuerto, seguramente será una coinversión.

La Reforma Energética atrajo votos a Morena por plantear y proponer echar reversa en el aumento de la gasolina, ahora será un sector que no tocará, pero continuará con el proyecto de construir dos refinerías. Parece que lo astros se alinean a su favor y le dan la razón, ya que México importa el 76 por ciento de gasolina de los Estados Unidos, el reporte de ingresos y utilidades de las refinadoras estadounidenses al mes de junio de aquellas que nos venden la gasolina, incrementaron en promedio 120 por ciento las utilidades, de 2017 a 2018 entonces concluiríamos, si será un hecho la construcción de refinerías, no cambien de parecer.

El adelantar nombramientos de primer nivel, de direcciones generales y de hasta delegados federales especiales, le ha dado la figura de un presidente alterno, con más determinación. Peña no está en ningún lado, esto le permite a AMLO la oportunidad de crear un ambiente de poder, generar consensos dentro y fuera de su propio equipo, tener diálogos con actores sociales, como Meade por ejemplo, que seguramente será invitado en algún tiempo a ser parte del gobierno de la República.

Muchas de estas cosas y otras, podrán suscitarse si el hombre y futuro Presidente de la República sosiega su idiosincrasia y la lleva a un puerto donde pise tierra firme, y no tenga titubeos, ni arrebatos.

ELBA POR SIEMPRE

¿Cómo no se les ocurrió antes? Dejarla libre en momentos no electorales es un descuido imperdonable. Hoy el gobierno de Peña pierde una de tantas partidas, con el pretexto de inconsistencias en el proceso, un juez dictamino que es “santa como una virgen” y la exoneró de todo cargo criminal, después de casi seis años en prisión. ¿Dónde está la justicia pronta y expedita? En el retrete de los juzgadores, pensando en su idiosincrasia. ¡Vale madres!

Se desconoce si regresarán los millones robados a los maestros, pero una cosa sí es verdad, estos son los resultados de un fallido sexenio inmerso en la impunidad y corrupción.

Muchas felicidades a los atletas potosinos que ganaron medallas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

Nos saludamos pronto.

caminante369@yahoo.com

También lea: La felicidad ya no es del PRI | Columna de Óscar Esquivel

Nota Anterior

Desde tierras aztecas | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Siguiente Nota

¿Qué necesita el Atlético de San Luis para ascender? | Columna de Israel Miranda