#4 TiemposColumna Emmanuel Gallegos

Aprendamos de los gringos | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta

Ayer tuve la fortuna (y la obligación) de ver el All Star Game de la NBA. Pude ser observador de uno de los deportes más fascinantes que existen, combinado con un espectáculo musical, algo de filantropía (donaron 350 mil dólares a una asociación civil) y el mejor basketball del mundo con (casi) todas las figuras actuales de la NBA: Curry, Lebron, Harden, Thompson, Westbrook, Durant, etc.

La primera vez que se usa un formato donde “desaparecen” las conferencias y se nombraron a las dos figuras más importantes (Lebron y Curry) como capitanes y fueron los responsables de ir armando sus equipos, curioso ver a algunos jugadores que tenían cierto grado de enemistad en el mismo bando por una buena causa (y también para embolsarse 100 mil dólares por piocha, así hasta yo le entraba).

Con esto, buscan que los jugadores se sientan más comprometidos y se esfuercen más por obtener la victoria, y no sea solo un partido donde todos la clavan y las defensas funcionan más como observadores. Además, modificaron el calendario de juego por unas semanas, sin afectar a los demás deportes ni la misma liga en sí. Y con esto yo me pregunto, ¿cómo es posible que la Liga MX no pueda calendarizar un torneo sin que haya choques de fechas?.

Está claro que el nivel deportivo (al menos en el futbol) es superior en México, pero por qué no poder planear torneos sin afectar a los clubes ni a la Selección Mexicana. En EU se juegan al menos tres deportes de forma profesional top (NBA, NFL, MLB) además del soccer (MLS) y en ningún momento chocan finales, partidos importantes o tienen problemas de planeación: le dan la importancia merecida a cada deporte y siempre se juega algún torneo.

Todos sabemos que los flamantes directivos de la Liga MX o de la Femexfut se preocupan más por acarrear dinero a las arcas, deberían entender que una buena planeación significaría más dinero y la posibilidad de continuar en un torneo tan importante como la Copa Libertadores o ver cómo llevar un equipo competitivo a la Copa América que choca con la Copa Oro.

En México se llegaron a organizar torneos de mexicanos contra extranjeros, pero no están todos los que deberían (principalmente por el temor a una lesión) y se arma al vapor, al final los directivos optaron por desaparecerlo. Sería una grandiosa idea volver a organizar partidos así, que den espectáculo para la gente y que les genere recursos para ver si con eso contratan a un planificador que les ayude a organizar los torneos de Liga.

A quién no le gustaría ver a los mejores jugadores de la liga, tanto nacionales y extranjeros en un duelo donde se mostrara el verdadero nivel de la liga (más allá de lo irregular y mediocre que pueda resultar, siendo completamente realista), una semana donde se puedan organizar actividades deportivas y juegos, convivencias con los jugadores, algunas conferencias y pláticas para finalmente cerrar con un partido de estrellas, suena bien, ¿no?.

A final de cuentas, el negocio es lo importante, y sin duda esta es una idea para ganar y ganar (dinero). Todo se puede con una buena planeación, con el apoyo de todos los directivos y jugadores, pensando en que también podría ser un buen escaparate para que los vieran en otros lados del mundo. Yo planteo la idea, no creo que la Liga me escuche, pero al menos usted, querido lector, estoy seguro de que no lo vería con malos ojos. Total, soñar no cuesta nada.

@Emmanuelcoatl

También recomendamos: Operación Neh…ymar | Columna de Emmanuel Gallegos

Nota Anterior

Dobles en cancha y en sangre | Columna de Alejandro Tello

Siguiente Nota

Latinoamérica en vilo | Columna de Jorge Ramírez Pardo