#4 TiemposLas Maracas del Viejo

Andrés Manuel del 18 | Columna de Marco Martínez

Las maracas del viejo

 

 

El año 2000 para Andrés Manuel fue el comienzo de su larga y convulsa carrera por la Presidencia de México, esto al llegar a la jefatura de gobierno de la ahora Ciudad de México.

Andrés Manuel busca desmarcarse de las controversias, por la circunstancia contradictoria a los hechos propios y de sus apóstoles, ya que si bien presenta un discurso de paz, felicidad, inclusión y amnistía, sus acciones dicen otra cosa, así como cierto personaje de Chespirito que como dice una cosa, dice otra, pero tiene la razón, bueno usted me entiende querido lector.

La estructura de Andrés Manuel fue blindada por el mismo, con la finalidad de no ser permeada por la mafia del poder y sus seguidores, dejando inmaculados a todos sus apóstoles. En la actualidad, su realidad es otra, se encuentra bautizando a miembros de esa mafia, con la finalidad de regenerarlos y exonerarlos de los pecados de su pasado.

Hace 6 y 12 años, jamás hubiéramos pensado que esos miembros de la mafia del poder, serían aceptados por el mesías, era impensable, sin embargo, la cerrazón e intransigencia del mesías fue doblegada, dada la coyuntura de está elección, aquí y ahora se necesita de todos, muy a pesar de no ser congruentes, la mafia del poder representa votos, mismos que pueden ser suficientes para ganar una elección que en éste momento sería de tercios.

Andrés Manuel del 18 ha dejado atrás el sectarismo que lo caracterizaba, y ahora su punto o característica es su oportunismo político, lo mismo sirven bandidos, foxistas, bejaranos, calderonistas, salinistas, zedillistas, Elba Esther, todos son bien recibidos en su secta, al fin de cuentas la bendición solo la da él.

Morena y sus principios han sido traicionados antes de llegar al poder, que pensarán sus militantes al ver que su lealtad vale poco más que nada, que se encuentran siendo desplazados por el oportunismo político.

Bueno querido lector, si no basta con todo lo que he descrito, está el hecho de que Andrés Manuel del 18, no es tolerante a ningún tipo de crítica, lo mismo arremete contra los intelectuales que opinan sobre su “pragmatismo”. Censura y reprime a todos los que le cuestionan su discurso político, porque habríamos de tener un presidente autoritario, si antes del gobernar ya ejerce como dictador.

Y la lista de las ocurrencias de Andrés Manuel del 18 y su vecindad (háblese de sus seguidores y la vecindad de todos los nuevos miembros), sigue, la alianza con el Partido del Trabajo, organismo político sin nada que ofrecer al electorado, pero que cuesta dinero al estado Mexicano y la unión con el Partido Encuentro Social, con postulados de ultraderecha, que afinidad van a tener, como se van a poner de acuerdo en temas como el aborto, eutanasia, legalización de drogas, unión o matrimonio de personas del mismo sexo, adopción por parejas homosexuales, solo por mencionar algunos temas, pero hay que recordar que la coyuntura es tener los votos de quien sea y piense lo que sea.

Debemos de recordar que la corrupción, la impunidad, la violencia, se va a terminar con la llegada de Andrés Manuel del 18 y su vecindad, recuerden que él es mesías, perdonará a todos y todo se va arreglar como el mago de la chistera que concede los tres deseos.

@viejomtz77

También recomendamos: En el TLCAN no todo está perdido | Columna de Marco Martínez

Nota Anterior

(VIDEO) Ebrio exdiputado panista acosó a mujer en SLP

Siguiente Nota

15 homicidios y 20 detenciones la semana pasada en SLP