AndanteCiudad

“Amor Líquido” | Columna de Irma Carrillo

amor líquido

Por Irma Carrillo Chávez
llamatremula@gmail.com

¡Excelente semana para el #CultoPúblico de La Orquesta! En 1999 el sociólogo polaco Zygmunt Bauman propuso la teoría de la modernidad líquida, la cual afirma que la solidez de nuestros acuerdos son ya ahora temporales, pasajeros y válidos hasta nuevo aviso.

Esta «liquidez» es aplicable a cualquier comportamiento humano y por supuesto que no puede faltar en el ámbito de las relaciones sociales.

Traigo a este librero digital un texto que nos invita a reflexionar sobre lo frágil que puede llegar a ser un vínculo humano. Amor líquido. Acerca de la fragilidad de los vínculos humanos, es editado por el Fondo de Cultura Económica y lo encuentran en versión papel o digital. El prólogo nos habla de Ulrich, el hombre sin atributos, novela de Musil que narra la construcción de vínculos que el protagonista no posee, por lo que debe inventarlos.

El ejemplo de Ulrich es perfecto para abordar el grave problema de los vínculos afectivos desechables en cualquiera de las variantes que pueda presentar la compleja red de relaciones humanas. Los protagonistas de este libro son personajes que desean fervientemente entablar una relación y que caen en desesperación al saberse fácilmente descartables y abandonados a sus propios recursos: siempre ávidos de tener seguridad y una mano firme que los acompañe, desesperan por relacionarse.

Sin embargo, todo el tiempo desconfían del «estar relacionados» sobre todo pensando en esas relaciones «para siempre» porque siempre existe el temor de convertirse en una carga o que puedan limitar severamente la libertad que necesitan… para relacionarse. La individualidad oscila entonces entre un «querer pertenecer» y una «libertad a toda costa» por lo que la ambivalencia siempre está presente en ellos.

El texto habla de un famoso experimento con ratones, en donde se equilibraron los alimentos procurados a los roedores de forma igual que las descargas eléctricas. Esto creó un descontrol tal en los animales, que fueron impedidos de tomar decisiones que los pudieran satisfacer.

Los seres humanos no nos encontramos en igualdad de circunstancias ya que contamos siempre con el recurso de ir con un especialista para que nos ayude a desentrañar cómo poder encontrar ese justo medio entre el quiero y no quiero, llegando a la conclusión de que es mejor dejar «todas las puertas abiertas» evitando el compromiso a toda costa.

Ya no se habla en términos de relaciones sino de conexiones: vínculos etéreos en la red; amistades efímeras; cambios de trabajo; ansiedad por estrenar, por siempre parecer joven.

Es mucho más fácil desconectarse de una red, que de una relación. Tal vez ahí radica parte del éxito de las redes sociales. Como se menciona en el texto: «este libro está dedicado a los riesgos y angustias de vivir juntos, y separados, en nuestro moderno mundo líquido».

Nota Anterior

IP rechaza dichos de EPN sobre inseguridad

Siguiente Nota

El San Luis de Peña Nieto | Columna de Jorge Saldaña