#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

Americazulear | Columna de Emmanuel Gallegos

Gambeta

Luego de 9 jornadas el América sigue de líder general en la Liga MX, situación que para nada es sorprendente. El mejor equipo de México (además de ser el más ganador) mantiene el invicto pese a haberse visto complicado en sus dos últimos partidos de la temporada ante Veracruz (que le quitó el invicto a Pumas) y Xolos (que vino a la capital a defenderse a capa y espada), aunque vienen de una aplastante victoria ante el Saprissa de visitante con manita incluida en Liga de Campeones de Concacaf.

Por el otro lado están las Chivas de Guadalajara que, con dos penales bastante peculiares, (les ayudaron a) lograron rescatar el empate ante los universitarios en C.U., penúltimo lugar de la tabla con 7 puntos y superando únicamente por 3 a su acérrimo rival, los zorros del Atlas. Además, tuvieron una victoria bastante decente ante el Cibao de República Dominicana de apenas dos goles a cero en Concachampions.

Este es el previo de los dos equipos que se enfrentarán el próximo fin de semana en el Clásico Nacional a disputarse en el estadio “Akron” (antes Omnilife y Chivas). Un partido que paraliza a todo México y que une a todos los antis a ponerse la camiseta rojiblanca con tal de vitorear y burlarse de los miles de americanistas que escogieron al equipo más odiado de México.

Ahora, al momento de jugarse un clásico, no importa en qué posición de la tabla te encuentres, si estás invicto, si ocupas el penúltimo lugar de la tabla o si sacas empate únicamente porque el árbitro te da una manita marcando unos penales. En partidos como éste se juega el orgullo, se tiene que dar el todo por el todo, se tiene que jugar con pasión y por supuesto con la cabeza. Para el América significa continuar con el invicto y para las Chivas salir del pozo y quizá, pensar en levantar el ánimo y pensar en una calificación que por el momento se ve lejana (no tanto por los puntos, sino por la falta de futbol).

Dicho esto, debo señalar algo que no será fácil y que parecerá una locura: este partido lo va a ganar el Guadalajara. No por los árbitros (aunque hay que estar atentos), no porque sea un mejor equipo (al menos en nueve jornadas no lo han demostrado), no porque lo merezcan (aunque los merecimientos y la justicia poco le importan al futbol), simplemente porque en partidos de Clásico como éste, donde el América llega como el súper favorito, se le sube el color azul a la cabeza y la “americazulean”. No pasa todo el tiempo, no es una máxima, pero recuerdos malditos me dicen que existe esa gran posibilidad y veo un panorama negro para el América.

Una cosa es cierta, revisando los últimos clásicos jugados en Guadalajara, el América lleva la ventaja en triunfos (5), por tres triunfos de los locales desde el 2010 y un empate, pero como dije, esto tiene que ver con los momentos, que para mí son los que condenan al América a una posible derrota. Perder duele, pero perder ante el penúltimo lugar, siendo líderes invictos es un gran peso para los jugadores cremas, que tienen que hacer un partido perfecto para sumar tres puntos y continuar en lo alto de la tabla.

Me concentraré en esperar que sea un buen partido, que se dediquen a jugar y dejar jugar, deseándole lo mejor a las Chivas (uno se cansa de burlarse tanto de su mala suerte), con todo y que no gane el mejor: el América.

@Emmanuelcoatl

También recomendamos: Aprendamos de los gringos | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Automatic Adam | Columna de Adrián Ibelles

Siguiente Nota

La ASF desnuda al gobierno del estado