Página Impar

Alertas con la alerta | Columna de Silverio Marín

Página Impar

Lo dijeron autoridades estatales más de una vez y la verdad es que tenían razón: la Alerta de Género no solucionará la violencia contra las mujeres con el solo hecho de haber sido declarada.

Sí, es verdad. La mentira en esa frase estaba en que nadie en realidad esperaba que la Alerta, como por arte de magia, pudiera solucionar ese problema, pero fue un discurso que por meses repitieron varios actores políticos en el estado.

No, no se deje engañar, la utilidad de la Alerta de Género es, primero, que el gobierno federal haga un llamado de atención a los encargados de velar por la seguridad pública en San Luis Potosí, aunque sea 19 meses después. También, una serie de instrumentos de prevención que, sin embargo, no necesitarían una declaratoria de ese tipo para ser implementados, sino que se trata de cuestiones naturales a realizar cuando la inseguridad aumenta.

Me explico: la declaratoria de Alerta de Género solicita patrullajes, alumbrado público, cámaras de video y postes de emergencia en zonas donde se tenga detectado un alto índice de violencia machista.

El gobierno del estado también deberá hacer módulos de atención inmediata para víctimas de violencia contra las mujeres y plantear estrategias para que todos los casos de feminicidios a se resuelvan, es decir, impunidad cero, que debería ser la meta de todas las procuradurías de justicia en el mundo.

¿Necesitaban entonces la Alerta de Género para hacer todo eso? Yo creo que no. ¿Entonces para qué pedíamos que se implementara la Alerta de Género? Porque muchas de esas acciones no se realizaron, pese a que parecían cuestiones lógicas por resolver incluso antes de la emisión de la Alerta. Ahora, al menos esas cuestiones básicas, tendrán que ser solucionadas por el gobierno del estado.

Otra cuestión por resolver será el presupuesto que el Ejecutivo estatal destinará a la Alerta. Este jueves, como fecha límite, el gobierno del estado debe otorgar recursos a la aplicación de las medidas que exigió Conavim para solucionar la violencia machista. En pleno julio, sin un presupuesto adicional.

Será importante ver cuántos recursos se utilizarán para atender la Alerta de Género, pero también qué zonas de la administración pública sufrirán recortes.

Una fecha límite de diez días hábiles debe ser un dolor de cabeza para el gobierno estatal, que en esas situaciones ha quedado mal varias veces, como en la resolución del destino del terreno de Ford o en todas las ocasiones en que se preguntó qué pasaría con la Alerta.

Ahora, como uno de los estados con Alerta de Género, el gobierno deberá ser más sensible y no buscar la compleción de las medidas únicamente en el papel. Lo dicen las conclusiones del grupo que solicitó su implementación: no basta con que algo se publique en el Periódico Oficial del Estado para que la ciudadanía las conozca.

Además de eso, quiero agregar algo más: la necesidad de enseñar perspectiva de género a autoridades, para evitar que los encargados de la seguridad y la justicia, vuelvan a victimizar a una mujer que haya sufrido de violencia.

J. Guadalupe Torres Sánchez

Congreso descalificado

Con todo el desmadre que se traen en Congreso del Estado, la evaluación trimestral que entregó ayer la organización Congreso Calificado quedó por los suelos. J. Guadalupe Torres Sánchez, uno de los involucrados en “la ecuación”, que incluso tuvo que pedir licencia al cargo de diputado, fue el que obtuvo “mejores” notas, aunque no alcanzó ni siquiera un 4.

La naturaleza cualitativa de esa evaluación causó escozor en los legisladores, sobre todo los que resultaban peor calificados.

La organización es otra de las afectadas por el videoescándalo, pues ahora, con el primer lugar para Torres Sánchez, muchos podrán decir que los números eran erróneos, pues el mejor en el trimestre anterior, tuvo que dejar su puesto por desconfiable.

¿Es el mismo?

Lo escribió Raymundo Rocha en su columna de El Sol de San Luis: “La experiencia y excelentes relaciones del director de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Adrián Vázquez, lo han convertido en el principal asesor del gobernador Juan Manuel Carreras, quien constantemente lo consulta sobre temas diversos; en la política es muy complicado encontrar colaboradores que tengan una visión clara de las cosas, que puedan opinar y aconsejar pensando en el bien del estado y el titular del Poder Ejecutivo parece ser que por eso ya no batalla…”

Creo que estamos hablando de personas diferentes, ¿o a poco sí es el mismo Adrián Vázquez que intentó pagarle a un empresario para desaparecer a La Orquesta?

Ese no puede ser el mejor aliado del gobernador Carreras, se lo aseguro.

@TormentoMarin

 

También recomendamos: Enfermitos | Columna de Silverio Marín

Previous post

Federico Silva y el arte cinético | Columna de Alex Valencia

Next post

#Gobiernoespía | Sin regulación, gobiernos estatales vigilan telecomunicaciones