#4 TiemposColumna de Héctor Morán

Alegría con A de Alfonso | Columna de Héctor Morán

Tercer tiempo

 

Luego de casi 7 meses, al fin el Atlético de San Luis empezó a jugar futbol. Parece que los jugadores, luego de la destitución de Molina, aprendieron a patear el balón, dar un pase efectivo al espacio, a gritarse dentro de los 120 x 90, simplemente parece que en escasas 48 horas previas al juego pendiente de la jornada 8 de Zacatepec aprendieron a jugar futbol.

Tras aquella victoria por 2 a 0 en el “Coruco” Díaz, ya pasaron dos partidos más y esta racha de buen juego sigue y no parece tener un pronto fin, no digo, ni aseguro que el San Luis no perderá en el partido de hoy ni mucho menos, una derrota se puede presentar en cualquier momento, pero un juego con tal garra como el que vivimos en el Lastras el martes pasado cuando, al 94’, los potosinos le ganaron de último minuto a los de la Bella Airosa, es exactamente de lo que hablo, la entrega que se demostraron hasta el último minuto no se había visto desde que empezó el proyecto Atlético de San Luis.

 

Con la cama bien tendida

La verdad no sé si Alfonso Sosa es muy buen técnico para salvar a un equipo que parecía que iba directo al abismo, o si Molina es muy malo. En este espacio ya se había hablado de las deficiencias notorias que presentaba Molina en el cuadro de San Luis, en donde no se le veía ni pies ni cabeza, a tal grado que se veía más idea de juego en un equipo de fut siete que en los partidos de cada 15 días en el Lastras. No sé ustedes, pero yo no creo en coincidencias en la vida ni mucho menos en el futbol… señores si no querían al director español se lo hubieran hecho saber desde el día uno a Marrero, porque en el mal momento con Molina se llegó a pensar que la franquicia iba a pelear a final del torneo por la ¡permanencia! Nada más nos asustan chavos.

Faltan 5 jornadas para que se termine el torneo, cinco partidos en donde el Atlético debe de pelear con todo para alcanzar la clasificación y pasar a la liguilla por fin soñar de día con el ansiado ascenso.

Con Alfonso Sosa como DT y luego de 3 victorias seguidas, parece que es posible pelear el campeonato, y aún más teniendo presente que este ya lo hizo anteriormente con Leones Negros y Necaxa.

Luego de las dos victorias de liga ya no se ve tan lejos la zona de clasificación, ya que solo está a 3 puntos de distancia (es impresionante ver como esta de cerrada la liga), hoy todos estamos ilusionados y se demostró el martes pasado con la gran euforia luego del gol de Luis Ramírez al 94’. No se ve sencilla la misión, pero ahora parece que con Sosa todo es posible.

También recomendamos: Punto final | Columna de Héctor Morán

Nota Anterior

World rock 2018 | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Siguiente Nota

La SEGE, la ignorancia y la burocracia | Columna de Óscar Esquivel