#4 TiemposColumna de Jorge Ramírez Pardo

Aires de transformación, desde el Soconusco y el Mayab al país | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Enred@rte

 

Cuando José López Portillo -presidente mexicano entre 1976 y 1982- era candidato al cargo, se dieron dos hechos inesperados:

  •         Su hermana Margarita sufrió un atentado, y
  •         La mamá de ambos, requirió una cirugía del corazón para salvar la vida.

A causa de tales acontecimientos, la hermana de López Portillo y el Dr. Luis Cueto García quedaron temporalmente liados. Veamos por qué:

  •         López Portillo, ya  presidente, premió a Cueto, quien, con claridad y visión, solicitó se le encomendara el desarrollo de un embrión de televisión educativa arrinconado en una subsecretaría de Comunicaciones, para convertirlo en un programa con sentido social, orientado a la capacitación y entretenimiento. De ahí surgieron:  la vital y cuasi sexenal Televisión Rural de México (TRM), la Productora Nacional de Radio y Televisión (PRONARTE), y el fortalecimiento de Canal 13 -luego privatizado y trocado en TV Azteca por conveniencia a modo para cuidar la retirada de Carlos Salinas de Gortari-.
  •         López Portillo nombró a su hermana Margarita titular de la Dirección general de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC). Ella, jefa de Cueto, era una figura meramente decorativa para aquello que escapa a su competencia. Empero, activó desde el poder acciones y caprichos:

o   Paseos por el mundo y adquisición de inmueble en España.

o   Jodió a la cinematografía cuando inhibió su desarrollo y encarceló a dos realizadores destacados: Carlos Velo (“Torero” 1957  y “Pedro Páramo” 1967, impulsó también de cine científico) y Bosco Arochi, productor de cine documental.

o   Por negligencia, durante su administración, se incendió la primer Cineteca Nacional.

o    Gastó cantidades ingentes en traer a directores e histriones mundiales de la cinematografía para rodajes costosísimos mal incubados: “Campanas Rojas” 1981 de Sergéi Bondarchuk, y “Antonieta” 1982 de Carlos Saura -filmada en un 70% en la ciudad de San Luis Potosí-.

o   A capricho, también dejó encaminado el rodaje de la película “Toña Machetes” 1985 del telenovelero Raúl Araiza, a partir de una novela de su autoría.

o   Atinado fue, en cambio, rescatar el Claustro de Sor Juana, convertirle en centro cultural y universidad. Cargo que heredó a su sobrina Carmen Beatriz quien lo ha conducido con eficiencia y discreción.

 

El cochupo se estremece
La semana pasada, el presidente López Obrador anunció la conformación del Sistema Público de Radio y Televisión. Quedará a cargo de Jenaro Villamil, destacado comunicador, en el pasado reciente, procedente de la revista Proceso.
Dicho Sistema, estará sub comandado por periodistas críticos, y académicos con trayectoria. Ellos y sus encomiendas son:
Armando Casas, ex director del Centro Universitarios de Estudios Cinematográficos, UNAM, Canal 22
Gabriel Sosa Plata, académico y analista de medios, Radio Educación
Sanjuana Martínez, periodista con reconocimiento internacional, Notimex
Aleida Calleja, académica y consultora, Instituto Mexicano de la Radio
Lidia Camacho, ex directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Festival Cervantino, Televisión Educativa
Rodolfo González, comunicador de medio ambiente y derechos humanos, RTC
José Antonio Álvarez Lima, ex gobernador de Tlaxcala y director de Radio Educación,  Canal Once
Fernando Coca, columnista e integrante de MujerEsMás, Canal 14
Al respecto, comenta el analista de La Jornada, Enrique Galván Ochoa: “Ninguno ha aparecido en alguna de las listas de chayoteros que circulan profusamente en redes sociales. Veremos si son capaces de aprovechar la apertura de Andrés Manuel para seguir ejerciendo un periodismo crítico e independiente”.


Es deseable que este conjunto poseedor de intelecto y agudeza analítica/contextualizadora, dé aire modernizador a la imagen y comunicación del ejecutivo federal, quien luce y se afianza como un gran líder, pero en vestuario corporativo anacrónico. Mensajes televisivos de innecesarios y falsos testimonios con voces en off engoladas y/o impostadas.

En Pueblo quieto/mustio
Bordeando la obscenidad provinciana por abulia de mando supremo, está en riesgo de perderse territorio protegido de la Sierra de Álvarez en favor de intereses del zar regional de la especulación territorial alevosa/impune.

Por otra parte, y en contraste con el programa nacional, en la capital potosina y sus irradiaciones, no hay avance en medios comunicativos tradicionales. Su impacto y la credibilidad, decrecen con apuestas al pri-analismo y aún comprometidos con boletines estatales de prensa, ahora encomendados a comunicadores tamaulipecos, por hechos consabidos, tipificados como delincuentes.

En cambio, hay fortaleza en nuevas propuestas juveniles e innovadoras, remarcada en el ejercicio por internet con portales variopintos en calidades formales y contenidos.

Blanquitos en el frijol criollo
Con la novedad de actividades extramuros, el Colegio de San Luis celebró 22 años de actividad. De especial relevancia fue la interacción de su presidente David Vázquez Salguero, durante una actividad conjunta con la Casa de la Cultura (en la guía oficial denominada museo), la de Venustiano Carranza, donde se presentó un trabajo de digitalización y difusión de planos y documentos cuyo tema rector es el territorio potosino.
El trabajo realizado por la historiadora Ofelia Zacarías en ese centro cultural es de indudable tesón y calidad. Empero, la desigual competencia con la diarrea de programación cultural y ausencia de formación de públicos prometida hace más de 3 años por el titular de la Secretaría de Cultura funden/confunden esos méritos y otras excepciones del conjunto, con el paisaje anodino/amorfo.

También en lo oscurito
Al inicio de año destituyeron a la responsable académica del Centro de las Artes. Por lo visto, ahí el eje rector es devastar.

 

También lea: Huachicoleros televisos, camarales y burócratas en privilegio | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

Un sol naciente | Columna de Jesús Alejandro Tello

Siguiente Nota

La mezquindad de algunos mexicanos con Venezuela | Columna de Carlos López Medrano