#4 TiemposColumna de Silverio Marín

Adiós al frente | Columna de Silverio Marín

Página impar

Lo que el odio a AMLO unió, lo va a separar el ego. El Frente Ciudadano Por México, la propuesta de coalición entre lo que queda del PAN, lo que queda del PRD y Movimiento Ciudadano, se dio a sí mismo un par de disparos en el pie al inicio de esta semana.

Cada uno de los partidos ha mostrado unidad, a su manera.

Acción Nacional parece tener un solo precandidato presidencial, en la figura de su líder nacional Ricardo Anaya, quien logró orillar a Margarita Zavala a buscar una candidatura independiente, previa renuncia al partido y está cerca de hacer que Rafael Moreno Valle se baje de la disputa por aparecer en las boletas. Esos movimientos, aunque han debilitado al PAN, sobre todo la renuncia de Zavala, también han permitido que Anaya vaya por la libre para contender por los blanquiazules en 2018, con o sin Frente.

Lo que sí es que Acción Nacional ha perdido algunas de sus figuras, los mismos que un tiempo se hicieron llamar “Los Rebeldes del PAN” y que hoy, con su respaldo al candidato del PRI, José Antonio Meade, son más bien sumisos del PRI, como hizo notar en su Twitter Oswaldo Ríos.

El PRD por su parte puso ya su nombre y ese fue el primer balazo en el pie: Miguel Ángel Mancera sería también el elegido, pues el pasado lunes, Alejandra Barrales cantó un futbolerísimo “Al Frente, Mancera, al Frente; al Frente, deja de joder”, o así me contó la historia mi amigo Luis Moreno.

Si el PRD logró ponerse de acuerdo en un solo aspirante no fue demasiado difícil: después de la desbandada de mediados de año, nadie en el partido tiene tanta presencia mediática ni reconocimiento como el jefe de gobierno de la CDMX. O conocimiento, no reconocimiento. Mancera es muy criticado en la entidad que gobierna y cuenta con muchos negativos como para arrancar una campaña presidencial.

El segundo balazo en el pie lo dio Dante Delgado, el presidente nacional de Movimiento Ciudadano, quien puso el martes un ultimátum para que los otros dos partidos designen candidatos: que el PAN elija al aspirante a la Presidencia y que Mancera vaya al Senado. Ese fue el segundo balazo.

Si el Frente está unido y ha pasado este tiempo negociando cómo se definirán las candidaturas, ¿por qué dos partidos salieron a dar, unilateralmente, versiones distintas sobre quién podría encabezar ese movimiento en las elecciones?

El ultimátum de Dante Delgado, de 72 horas, vencería mañana viernes, pero al término de ese plazo no habrá definiciones, se lo apuesto.

Los egos de los tres partidos, pero sobre todo del PAN y el PRD, evitarán que lleguen los acuerdos esta misma semana, aunque puede que no ocurra nunca y al final, cada uno de ellos vaya por su lado.

@TormentoMarin 

También recomendamos: Mejor que pare Miranda | Columna de Silverio Marín

Nota Anterior

#GanandoComoSiempre | Congreso de SLP es el mejor… en propuestas chafas  

Siguiente Nota

Que 20 años no es nada | Columna de El Mojado