#4 TiemposSan Luis en su historia

Abuso de autoridad | Columna de Ricardo García López

San Luis en su historia

 

En este artículo comparto con nuestros lectores un documento de 1819 en el que se hace patente el abuso por parte de una autoridad, el alcalde de Fresnillo, en contra del patrimonio de un vecino de esta ciudad de San Luis Potosí. A esta escritura le corresponde el No. 102 en el protocolo del Escribano Silvestre Suárez y está fechada el 12 de julio y se comprende entre las fojas de la 197 vuelta a la 199.

Para la adecuada interpretación de este documento debemos tener en cuenta que desde el punto de vista civil, tanto la ciudad de Zacatecas como la entonces Villa de Fresnillo pertenecían a la Audiencia de Guadalajara, esta es la razón por la que Rafael Villalobos otorga poder a un vecino de Guadalajara para que en esa plaza denuncie al alcalde fresnillense por el abuso que estaba cometiendo. He aquí el contenido del documento del que omitimos los formalismos propios de la época en este tipo de documentos y únicamente narramos lo esencial.    

En la ciudad de San Luis Potosí a 12 de julio de 1819, ante el escribano Silvestre Suárez y testigos, compareció Rafael Villalobos y dijo que es dueño de una recua o atajo de mulas que están a cargo de su mayordomo Guadalupe Govea, y que al regresar de un viaje a la ciudad de Durango donde entregó un cargamento, fue detenido en el Puerto que nombran de la Salada, con una orden judicial del Alcalde ordinario de segundo voto de la Villa del Fresnillo, José Antonio de la Fuente debido a que José Gómez Linares vecino de esa Villa le pidió que detuviera la recua, para asegurar el pago de un adeudo que Villalobos tenía pendiente con él, pero, es el caso que a Villalobos no se le había requerido de pago ni judicial ni extrajudicialmente y por lo mismo nunca se había negado a efectuar el pago, tampoco se le había oído en juicio ni fuera de él y sin embargo se ordenó el secuestro de todo el atajo de mulas, los enseres y el dinero que Govea llevaba para los gastos que le ocasionara el viaje. Por lo que Villalobos otorgó un poder a favor de Rafael Berrueco que residía en la ciudad de Guadalajara para que se presentara en esa ciudad ante la Real Audiencia y demandara al Alcalde de Fresnillo por haber detenido injustamente a Govea.

Hasta aquí lo que nos narra el documento. No sabemos en qué concluyó este asunto porque quizá, el expediente del juicio relativo, se encuentre en el Archivo Histórico de Guadalajara, lo que aquí narramos es el contenido del poder otorgado por Villalobos. Sin embargo podemos decir que, tal vez haya sido cierto que Villalobos debía a José Antonio de la Fuente y que Villalobos no era la honradez en dos pies, porque si el lector recuerda ya lo habíamos encontrado en el año de 1806 en el que se reconoce como un jugador de naipes (es decir, un taur) y en otras ocasiones, involucrado en problemas judiciales en perjuicio de sus sobrinos debido a que Rafael fue albacea testamentario de su hermano y no cumplía a tiempo con la apertura del testamento y sus estipulaciones.

Independientemente de los antecedentes de Rafael Villalobos, el Alcalde de Fresnillo no debió proceder tan arbitrariamente sino mediante una investigación previa y no porque: Es que me dijeron.   

También recomendamos: A quienes emprenden por primera vez el ejercicio de una profesión | Columna de Ricardo García López

Nota Anterior

Two years later Zoe has not come back home

Siguiente Nota

Tu Nueva York particular | Columna de Carlos López Medrano