#4 TiemposColumna de Sebastián EscorzaDeportes

A 30 años de la tragedia de Hillsborough | Columna de Sebastián Escorza

En Cancha Rival

96 aficionados de Liverpool nunca caminarán solos, 30 años después su recuerdo sigue vigente en los pasillos de Anfield 

Ocurrió el 15 de abril de 1989, cuando Liverpool y Nottingham Forest se enfrentaron en un partido de semifinales de la Copa de Inglaterra en el estadio de Hillsborough, propiedad del Sheffield Wednesday; el exceso de aficionados y las malas condiciones del estadio provocaron una avalancha que dejó un saldo de 96 fallecidos y casi 800 heridos.

En una época donde era habitual que los estadios ingleses tuvieran sobrecupo y existieran enfrentamientos entre aficiones contrarias, no era de sorprenderse que sucedieran este tipo de hechos lamentables.

Tan solo cuatro años antes el Liverpool estuvo implicado en la Tragedia de Heysel, al jugar contra la Juventus en la final de la Copa de Europa, en este estadio ubicado en Bélgica; el saldo fue de 39 fallecidos (en su mayoría hinchas del equipo italiano) y debido a que aficionados de Liverpool fueron responsabilizados por esta tragedia, los clubes ingleses fueron vetados de la competición por cinco años (seis años en el caso del Liverpool).

En el caso de Hillsborough, muchos años después, en 2012 para ser exactos, se dio a conocer que la policía fue la responsable directa de la avalancha humana, pues a pesar del exceso de aforo en el estadio, los agentes ordenaron abrir las puertas del recinto para que ingresaran los aficionados que se habían quedado en las inmediaciones del lugar.

Muchas familias de los fallecidos sintieron que al fin se había hecho justicia, luego de 23 años y tras haber pasado un calvario sin sus seres queridos, las víctimas indirectas se sintieron con un peso menos encima después de que el ministro británico David Cameron ofreciera las disculpas por esta tragedia, pues incluso se llegó a pensar que las autoridades inglesas buscaban culpar a los aficionados por estos hechos.

Aquella tarde de mayo también afectó al capital e ídolo del Liverpool, Steven Gerrard, quien dio a conocer que un primo suyo, de apenas 10 años, fue una de las víctimas que perdió la vida en Hillsborough.

Esta tragedia, que fue una noticia importante en su tiempo, tuvo tal impacto en el mundo del futbol y sobre todo en Liverpool, que el club añadió un par de antorchas a su escudo como recordatorio de las víctimas de esta tragedia, y en algunas versiones del uniforme se añadió el número 96 entre estas antorchas.

30 años después las cosas en el futbol han cambiado, si bien no de forma radical, ha evolucionado poco a poco: los estándares de seguridad en los estadios ahora son altos (sobre todo si son estadios en los que se disputarán partidos de gran relevancia), evitando así los problemas de sobrecupo y problemas desencadenados por esta situación.

Por parte de los aficionados solo queda esperar no engancharse con un partido, como en la final de Copa Libertadores que se tuvo que jugar en el estadio Santiago Bernabéu a causa de los disturbios donde estuvieron involucrados aficionados de River Plate.

También lee: Las lágrimas del descenso | Columna de Sebastián Escorza

Nota Anterior

Sujeto ebrio abusó de su sobrina tras entrar a su cuarto en SLP

Siguiente Nota

SLP compite con Japón y Alemania en manufactura de autos: Sedeco