Ciudad

29 horas esperando un boleto

Los primeros aficionados llegaron al Lastras desde las 6 de la mañana

Por Redacción:

 

A las 6 de la mañana de este jueves llegaron al Estadio Alfonso Lastras los primeros aficionados en la fila para intentar comprar boletos para el partido de vuelta de la final entre Atlético de San Luis y Dorados de Sinaloa del próximo domingo. La venta libre de boletos comenzará hasta las 11 de la mañana del viernes 3 de mayo.

Carlos Aguiñaga, Jesús Aguiñaga, Jair Ibarra y Diego son los primeros en la fila de la torre de taquillas para conseguir boletos de la Cabecera Sur. Sin embargo, dicen que están dispuestos a entrar al partido del domingo en cualquier zona en la que consigan boletos.

“Aquí nos vamos a estar toda la noche, pero en la mañana van a llegar otras personas, familiares, para comprar más. Vamos a traer refuerzos”.

La experiencia de llegar con tanta anticipación a las taquillas del estadio Alfonso Lastras la obtuvieron de la final de diciembre pasado, cuando Atlético de San Luis también enfrentó a los Dorados de Diego Armando Maradona.

“Fue un relajo, no hubo organización y la verdad no tuvimos apoyo por parte de los trabajadores del estadio. Salieron poniendo pulseras. Estábamos prácticamente mero adelante y nos aventaron hasta atrás, empezaron a meter a su gente y todo”, explica Jesús.

El caso de Diego, quien no quiso decirnos sus apellidos, fue aún más triste: “Estuve formado desde un día antes y cuando llegué a la taquilla ya no había boletos porque se metió gente y me echaron para atrás, y uno aquí se soportó todo, pero bueno, me puse pedo de a gratis”.

Este grupo no viene armado con colchonetas o casas de campaña. Solo tienen algunas cuantas sillas para esperar las horas hasta que se abra la taquilla del Lastras y empiece la venta libre para el partido del domingo.

Pero la estrategia va más allá: “Hay que echar biela para aguantar el sol”, dijo Carlos Aguiñaga, a lo que Jesús complementó: “Todo sea por el equipo, por el apoyo completo al Atlético”.

Eso sí, con una advertencia: “El que se duerma pierde”.

Contra el fuerte sol del mayo potosino, este grupo de entusiastas aficionados solo tiene sus cervezas y el ánimo de poder alentar al Atlético de San Luis el próximo domingo. Pero confesaron también que le temen a otro posible enemigo, la Patrulla 3210 de la Policía Municipal, que en los últimos días ha protagonizado varios videos de robos y abuso de autoridad contra ciudadanos: “Que no venga la 3210, acá lo tiene prohibido y no traemos dinero”.

 

 

La policía capitalina acumuló 34 quejas en todo 2018

Nota Anterior

Aprueban matrimonios igualitarios en SLP

Siguiente Nota

San Luis inicia con pie derecho en Universiada Nacional