#4 TiemposColumna de Héctor MoránDeportes

23 segundos | Columna de Héctor Morán

Tercer tiempo

 

Ya pasó más de media semana luego de aquel triunfo milagroso del Atlético de San Luis sobre los Dorados de Sinaloa. Memorable esa remontada, magistral el cambio que hizo Sosa al meter a Leandro Torres en lugar de Noé Maya, pero lamentable que todo esto sea ignorado por un tema extra cancha, en específico el señalamiento a una mujer a quien nacionalmente la han nombrado #LadySanLuis.

Triste, lamentable y obsesivo, son las palabras con las que calificaría este hecho, o esta manera de juzgar a todo el pueblo de San Luis Potosí, no me refiero a las más de 25 mil almas que asistimos al Alfonso Lastras el pasado domingo, no, me dirijo totalmente a los medios que han señalado y criticado a toda una afición, sin siquiera saber realmente el porqué de los hechos.

Es verdad que durante todo el juego se le trató de marcar territorio al cuadro rival, con cánticos ofensivos a su técnico, Diego Armando Maradona, quien dicho sea de paso, se encontraba expulsado para el juego en el Lastras, por lo cual se encontró todo el juego rezagado en un palco a la esquina junto a la porra visitante, y entre la porra y el gran Diego, se encontraba esta persona quien ahora les escribe.

Ya es jueves, viernes o no importa en qué día se encuentre leyendo esto, pero se sigue sin hablar de lo que pasó en cancha, pues a lo que verdaderamente se le ha tomado mayor relevancia es lo registrado en un video de aproximadamente 23 segundos, pero por si no vieron el juego, les platico.

Uno cero y después uno a uno, fue como empezaban a suceder las cosas en el rectángulo verde, mientras la mayoría de la grada observaba el palco junto a la porra, en donde se encontraba el gran Diego junto a su directiva haciendo lo que mejor sabe hacer, ser un caudillo para su equipo, robándose el espectáculo, como lo ha hecho desde su llegada al Ascenso. En el 2-1 favorable a su equipo, la mano de Dios juntó sus dedos en una clásica seña argentina, para cantarle a sus adversarios la victoria casi definitiva, por lo cual recibió un fuerte abucheo seguido del silencio total de toda una plaza, en la cual se podía respirar el aroma de la derrota.

Con el autogol de Barbosa la porra calló y Maradona volvió a emerger como escudo para proteger a los jugadores de la presión y alentando a la porra a que siguiera con esa misma euforia como en los 65 minutos previos, en donde por momentos, se escuchó más que la “Guerrilla”, y lo consiguió, de ahí se volcó la afición, incluyendo mi persona en contra del “10” con el grito que sigue retumbando a nivel nacional.

Cayó el tercero y el cuarto definitivo, y con ello también el caudillo dorado, quien estuvo dispuesto a ser el blanco de la presión, no pudo más y no espero a que el árbitro pitara el final. ‘Maradoó’ decidió abandonar a los suyos y dar esa batalla como perdida… Aquí es donde llega el momento, aquí es donde pasan esos 23 segundos, en ese momento exacto, es donde “El Chino” Torres alza su puño en señal de victoria y Maradona de la misma manera, pero para soltar la presión sobre una mujer de 25 o 35 años, no sé exactamente quien sea, aunque nacionalmente le han llamado #LadySanLuis, aunque ha trascendido que es la hija de un hombre en el consejo económico municipal de nuestra ciudad. Pero así como fue ella pude haber sido yo, o cualquier otro personaje que se encontraba esa noche en el Lastras, la euforia nos rebasó a todos, era un verdadero manicomio el lugar.

Y no señores, la mujer mal llamada #LadySanLuis no empezó con el cántico, desde minutos atrás ya se escuchaba en el campo. No trato de defender a nadie, ni de politizar este breve momento como reprobablemente lo hizo Gerardo Vélazquez de León, quien culpa a la administración de Juan Manuel Carreras por este suceso. Se le llama psicología de las masas, a la acción de dejarse llevar por las reacciones de una multitud, en donde no existen clases sociales, esto ya que Gerardo mencionó que era “rica” a la mujer envuelta en aquel altercado.

Entonces, ¿quién es verdaderamente el culpable?

¿El hombre que lanzó la piedra, el que no la esquivó, o el que la puso en ese momento exacto?

La respuesta fácil es decir que todos la tenemos, y te daré la razón, aunque desde mi humilde sitio, yo diría que nadie la tiene, en esos 23 segundos, todos nos convertimos en lo que somos naturalmente, animales evolucionados, pero finalmente eso. 23 segundos en donde todos nos salimos de nuestras casillas, sin importar si estas en la parte alta de la pirámide social, como Maradona y la chica de la zona de palcos, o el resto de los involucrados, ya que realmente esto se castiga porque fue un acto público en donde nadie resultó afectado, pero en cualquier altercado callejero quedaría en un mal momento.

Naturalmente la Federación debe de sancionar a todas las partes, multar a Maradona, sancionar a la mujer involucrada y vetar por un partido al Alfonso Lastras. O darme la razón y que todo esto quede en una advertencia y en unos instantes en donde el único verdaderamente afectado fue la sociedad potosina, ya que se juzgan los valores de todo un estado por un mal pasaje, y el Atlético de San Luis, tanto que ha buscado el protagonismo nacional, para que se lo termine robando un video de 23 segundos.

@H_Moraan

También lea: ¡San Luis, San Luis! | Columna de Héctor Morán

Nota Anterior

Aristócratas a la vuelta de la esquina | Columna de Carlos López Medrano

Siguiente Nota

Este es el clima de hoy 6 de diciembre para SLP