#4 TiemposColumna de Jorge Ramírez PardoEnred@rte

1968, Tlatelolco 68, desde la mirada de Carlos Mendoza (2/2) | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Enred@rte

 

No olvidar y asumir una proactividad/consciente

Continúo la crónica/reseña de las “Jornadas potosinas Tlatelolco 68”. Hubo canto, exposición de carteles, foros de opinión, ofrenda por los caídos y rito. El eje principal fue la cinematografía, particularmente exhibición y ejercicios de reflexión en torno a los documentales “Tlatelolco, las claves de la masacre” y “1960, la conexión americana”, del realizador Carlos Mendoza.

Mendoza, director del colectivo de realización fílmica “Canal 6 de julio” es egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM, y director de la maestría en Cine documental, en la misma institución. Él estuvo presente en varias exhibiciones fílmicas de los documentales de su autoría y dialogó con diversos públicos universitarios y normalistas. Además concedió una entrevista al reportero de este escrito.

Carlos Mendoza, con sus aportes documentales en torno al Movimiento estudiantil del 68 y el brutal crimen de estado, ahonda en indagar más allá del QUÉ sucedió, para profundizar en QUIÉNES fueron los autores, POR QUÉ  y CÓMO orquestaron la represión.

Tlatelolco, las claves de la masacre

Este documental, de 57 minutos de duración, fue coproducido en 2003 con el diario La Jornada.

 

LA ORQUESTA: ¿Qué te motivó a abordar este tema, convertido en “tabú” por la censura y el conformismo?

CARLOS MENDOZA: Sin duda, la vocación por la investigación. Encontrar algunos cabos sueltos interesantes y empezar a seguir la punta de la madeja, a ver a dónde te llevaba. A partir, desde luego, de la conciencia de que se trata de un suceso histórico importante. Pero, nos acercamos a él porque creíamos que podíamos, a partir de lo que empezábamos a encontrar, tener algunos hallazgos relevantes. Ello se vio favorecido por las circunstancias. Empezamos a investigar para el tema en 1998 y, entonces, empezaron a aparecer nuevas informaciones inéditas en distintos medios.

“Las claves…”, es producto de una investigación de más de cuatro años. Se preocupa por esclarecer qué fue lo que pasó, sobre todo en el último tramo, el Movimiento estudiantil, del 27 de agosto al 2 de octubre que es la etapa más crítica desde el punto de vista policiaco y militar.

Las nuevas generaciones ven al 68 como nosotros veíamos la Segunda Guerra Mundial, como algo muy alejado y remoto. Con la conmemoración del 68 se muestran trabajos para recordar el suceso, pero este se dedica a esclarecer cómo fue la represión, quiénes fueron los responsables y cómo fue el operativo.

Hay una línea de continuidad entre lo sucedido en el 68 y lo que se conmemoró ayer, los cuatro años de los hechos de Iguala (Ayotzinapa). En el 68 se da inicio de la paramilitarización, esto es, el ejército delegando las tareas sucias a grupos de civiles o que aparentaban ser civiles. Esto viene sucediendo del 68 para acá. El estado encomienda trabajos sucios a grupos que, aparentemente, no son del  estado. En este caso, son los que dispararon en Tlatelolco en la Plaza de las Tres Culturas. Todos llevaban un guante blanco, pero también vivimos la paramilitarización en Chiapas y ahora, en eso que llaman el crimen organizado, hay grupos de sicarios que están haciendo exactamente lo mismo.

Visto desde esta óptica, eso podemos sacar de provecho a la experiencia histórica, más allá de exaltar lo sucedido y decir que fue muy importante.

“1968, La conexión americana”

LO: Este documental parece derivar de una veta de “Las claves…”

CM: Así es, “1968, La conexión americana”, resultó de una veta que se abrió al construir el primer documental “Tlatelolco, las claves de la masacre”. Ello permite explorar un panorama geopolítico y trascender las explicaciones que partían solo de la política interna en México. Hay muchos factores del contexto regional que faltaba tomar en cuenta. Empieza mostrando un mapa de América Latina y la participación de la CIA para promover golpes militares en varios países. Ese es contexto regional, y no el 68 de París, Checoslovaquia o Estados Unidos. A Latinoamérica corresponden esas dictaduras y La escuela de las Américas dónde se preparó a los militares, la Revolución cubana y la relación con ella. Eso es original en la investigación que hicimos.

Debo agregar, la hipótesis de la injerencia de la CIA en el 68 es una hipótesis muy mal vista. Cuando la ven, ten dan una palmadita en la espalda y te dicen “está interesante”, pero no está incorporada a la narrativa sobre el 68, y creo que este es un asunto que tiene que empezar a suceder. Nosotros, en este trabajo, aventuramos una hipótesis que está, en buena medida, sustentada, y es la intromisión de Estados Unidos en los sucesos de 1968 en México, a través de esta agencia.

Hacia adelante, es necesario reabrir archivos sobre el tema. Entre ellos, los archivos fílmicos. ¿En dónde están las filmaciones del estado mexicano que encomendó a Servando González? (CM se refiere a una filmación con equipo profesional que ordenó Luis Echeverría, entonces secretario de Gobernación, y cuyo paradero se desconoce). Deben ser varias horas de material de un extraordinario valor documental. La hipótesis de que ese material se quemó durante el incendio de la cineteca en 1982, es descabellada. Nadie quema una cineteca pudiendo mandar a un general a pedir el material.

Sea por la desmemoria…

enredarteslp@hotmail.com

BIO: Jorge Ramírez Pardo, enredarteslp@hotmail.com,  periodista y cinematografista por la UNAM.

También lea: 1968, Tlatelolco 68, desde la mirada de Carlos Mendoza (1/2) | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

El chantaje emocional de “El Mijis” | Columna de Carlos López Medrano

Siguiente Nota

Racismo | Columna de Enrique Domínguez